De Goblins, Hobbits y propósitos de año nuevo

 

 

Si, lo admitimos… hemos estado durmiendo algo de más en la cueva y solo ahora, post-resaca de cabalgata y polvorones, nos ponemos con los propósitos del nuevo año 🙈 Somos lo que se dice, un ejemplo andante de Goblin. 

Goblin Mode –palabra del año 2022 y… ¿mood vital para 2023?

Según el Diccionario Oxford la palabra del año 2022 y que venía a recopilar el sentimiento global fue ‘Goblin Mode’. Según ellos, hace referencia a un comportamiento “perezoso, descuidado o codicioso. Típicamente en una forma que rechaza las normas o expectativas sociales”

La historia que se montaron los medios fue algo como:

  • En 2020 con la pandemia, la peña nos dedicamos a abusar del chándal, a ducharnos menos de lo habitual y a normalizar comportamientos como estar un finde de maratón en Netflix mientras te pasas el Tinder o comerte una bolsa familiar de patatas fritas de una sentada… porque sí.
  • Cuando empezamos a salir a la calle en 2021 y 2022, volvieron los TikToks de neveras llenas de verduras orgánicas perfectamente ordenadas e influencers con vidas en tono pastel que a las 5 am están haciendo yoga en medio de un paisaje tipo Avatar.
  • El ‘Goblin mode’ enarbola entonces el ‘f*ck you’ a esas vidas ‘perfectas’. Un poco rollo la prota de la serie de Wednesday Adams pero sin tanto filtro ni dramas de adolescencia pop.                                          
Más allá de lo guay de la filosofía vital recién inventada… la propia elección de la palabra Goblin… escondía un verdadero acto perpetrado por Goblins; una sutil e irónica anécdota que pasó desapercibida.

Modo Goblin ON - el #hijoputismo por los LOLs

Resulta que el Diccionario Oxford en 2022 decidió que los propios internautas votaran la palabra más importante del año. Se podía votar por ‘metaverso’, ‘hashtag’, ‘co-working’, … pero claro, internet hizo su magia y por las risas ‘Goblin MODE’ se llevó el 93% de los votos.

#Real que por la gracia, no porque la peña pensara en si utilizaba la palabra o no en sus contextos diarios tipo ‘se pone en modo goblin cuando baja a comerle el potorro a su novia’.

Y es que los goblins… de toda la vida, son unos #hijueputa’s… por las risas. Esa es su verdadera esencia.

En todo el folkore Europeo los goblins fueron esas criaturas mitológicas con mala follá que causaban problemas domésticos: te desemparejaban los calcetines, te cortaban la mayonesa, te fundían las bombillas… y se descojonaban de ti mientras se escondían después de hacerlo. 

En épocas más recientes, el goblin, vuelve a despuntar en el territorio de los gamers para describir un ‘modo’ de jugar: aquel en el que proactivamente despliegas toda conducta por la que serías cancelado socialmente o por la que habrías acabado quemado en la hoguera hace uno siglos: 

  • Meter a un SIM en una habitación y quitarle la puerta o meterlo en la piscina y quitar la escalerilla y quedarse a observar…
  • Ir en el Grand Theft Auto por detrás de abuelitas con un bate … 
  • Ir a por el rival más débil (y joven) en el Counter Strike a cuchillo… 
  • Que te importe más putear a los rivales del Mario Kart y empujarles fuera de pista que ganar...
  • [...]
Sin motivo, agenda o finalidad última. Por las risas, la compulsión y las ganas de soltar tu versión más destructiva en el mundo abierto (y sin consecuencias, porfa).

2023 El año del… ¿“Hobbit”?

Hace mucho tiempo un trovador decía esa de: Ya no soy un Gremlin, ya no soy un chungo, ya no busco líos… 

Si 2022 dio voz al sentimiento de identificarte con pequeños seres débiles, imperfectos y enrabietados… para 2023 queremos quedarnos con lo bueno de aquello, pero sin la mala baba.   

Goblin ha tenido su función como término “abrigo”: como oasis y hogar común para todos los que alguna vez hemos querido ser la peor versión de uno mismo. El término perfecto que recopilaba esa sensación de querer soltar correa y presión apretada durante el traumita colectivo pandémico. Pero después de la rabieta, se nos queda un superpoder: el de la catarsis de la indulgencia y de la autenticidad. El del despojarnos de la máscara pública de una vez por todas.   

Por eso, nuestro propósito de 2023 es hacer el upgrade de Goblin… A hobbit. Ni ‘aesthetic’, ni inmaculados, ni perfectos… pero algo menos cabroncetes, más auto-complacientes y con la barriga llena de amor propio y buenas intenciones.  

Eres un hobbit si algún día te da por desayunar dos veces y volver después a la cama. Si te pasas un domingo feliz en tu cueva, sin calcetines ni interacción social alguna. Si encuentras placer en tener comida casera preparada en tuppers para toda una semana… o un invierno.

Los hobbits también son de refugio, de cueva y de tomar cosas calentitas. Puede que, como los Goblins, pasen algún día sin ducharse o bajen en pijama al súper a por una barra de pan… pero no van de malas. Su único propósito en la vida es querer estar suficientemente sano… como para poder castigarse de vez en cuando (y aquí castigo no es una palabra negativa… es el tipo de castigo del que te habla Bad Bunny o Rauw Alejandro en sus baladas)  

2023, bienvenido año del Hobbit

PD: Goblin, Hobbit, orco… escoge la raza que quieras pero toda aventura épica y mapa que mole no está completo sin un Dragon. 

Sea cual sea tu modo este 2023, añádele nuestra crema Dragon Shot para una aventura hidratada y digna de Game of Thrones.

DRAGON SHOT

HIDRATA, QUITA BRILLOS Y ANTIOXIDANTENTE 

 Hidratante con textura water-cream y anti-brillos de uso diario.

We do cool right,
Siwon

Related Posts

Anti- Rutinas de skincare a lo Siwon
    Por qué será (será 🎶) que en el mundillo del skincare hay rutinas de todo tipo…     Para pieles g...
Read More
En defensa de los guilty pleasures
    ¡Silencio en la sala! ¿Juras decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? Ojito a lo...
Read More
🗽🗽Viaja a Nueva York con tu cara bonita
¿Te renta irte a Nueva York a pasar las Navidades? Gracias a Siwon, este año puedes 💃 ...
Read More