Lo que necesitas para sobrevivir (y perrear) en invierno

¿Eres del team ‘contando los días para volver a plantar la silla plegable en Torremolinos’ ? ¿o más bien del mood ‘manta y sofá desde que cambiaron la hora’?  

Seas del team que seas… Prepárate, agarra el nórdico y pilla una rebequita, que ya refresca. Es diciembre y tu cuerpo y tu carita lo saben. ☃️


¿A quién no le va a gustar una feria de agosto en el pueblo, el morenito vacacional, los mojitos playeros…? ¿A quién no le va a gustar un buen veraneo?   

Entre abrigos largos, moquillos caídos y miedo constante a una ciclogénesis explosiva… parece que todo verano pasado fue mejor. Se nos olvidó cómo es eso de sudar constantemente como pollos, quemarnos como gambas y quedarnos a una picadura de mutar en mosquito…  

Pero no todo es oro como la memoria te lo pinta.

Puede que lo que estamos a punto de contarte nos cueste alguna mala cara (aunque también tenemos cremitas para eso), pero…  

… hoy, te damos razones para que tú también quieras poner un poco de frío en tu vida (y disfrutarlo).


Opiniones impopulares:
top 6 #meputoflipa del invierno

1. La práctica del cebollismo 🧅

Somos fanáticos de salir de casa practicando el cebollismo.  
Ojo con lo que te estás imaginando, que nos referimos a acumular capas y capas de ropa como si fuera una competición.  

Fresquito en la cara y calor en el cuerpo.  

Doble calcetín, abrigo largo, jerséis de lana, gorro, bufanda (alguno con pijama por debajo del pantalón)... y mascarilla que no falte (porque da calorcito… reconócelo).  

Por eso, y por ese gustazo de disfrutar el sol de mediodía en una terraza que no puedes tener en verano.

2. La hibernación horizontal 🛌

Pijama, estufa y sofá/cama   Practicando la ciencia del del burrito-manta 🌯 y poniéndote al día con todas las series que te has perdido desde verano.

Y pedir comida a domicilio y quedarte cerquita del radiador. En estos tiempos, como bonus-level, quien tiene una abuela con brasero debajo de la mesa-camilla… tiene un tesoro generacional que, como las persianas… son uno de los inventos españoles que no entendemos cómo no triunfan en USA igual que lo hace La Casa de Papel.

3. La acurrucasió 🥵

Hasta a los más despegados les gusta acurrucarse cuando aprieta el frío.   Cuando llega el calor los chicos se enamoran, pero cuando llega el frío… se acurrucan (solos, con el gato, con el perro o perra y con todo el que se preste).    


En invierno, hasta las camas de 90 parecen acogedoras.


4. Empañamiento de cristales 🛁

No hay mejor señal de que te lo estás pasando bien que unos cristales bien empañados… de esos en los que puedes pintar todo un Atapuerca o Capilla Sixtina (dependiendo de tu habilidad con el dedo)  

Empañar el espejo por las duchas de media hora con agua hirviendo (que no se entere Greta Thunberg).  

Empañar el coche en plan Titanic en cuanto te montas, le subes la calefacción… o lo que surja. 

Empañarte las gafas con una taza de café o chocolate calentito entre las manos.   Vamos… empañar lo que amerite

5. Hacer las paces con los hidratos 🍕

Otra cosa que nos enseñaron nuestras abuelas, es que para combatir el frío hay que comer como si el mundo se acabara mañana y tuviéramos que hacer reservas de emergencia ante el próximo apocalipsis Zombie.


Todo está permitido hasta que llegue la siguiente primavera y cuenta atrás del body-de-verano: potes, sopas, marmitas más grandes que la de Obelix…  

En estos tiempos, tus amigos vuelven a ser los polvorones a deshoras, el chocolate con churros para merendar...  

Calorías extra para que suba, suba la temperatura. 🎶 

6. Mirarse cara a cara

Cuando dejamos de mirar a los bikinis y a los speedos, volvemos a mirar más a los ojos de la cara.     

Y el fresquito ayuda.   

🔝 El frío reafirma la piel, cierra los poros, combate bolsas y ojeras, te ayuda a dormir mejor… incluso te despierta casi tanto como un café cargado.

E igual que te pones más capas de ropa para proteger tu cuerpo del frío, también el invierno es la época en la que te miras al espejo y te auto-cuidas un poquito más.   

Porque se te pela (literal) la cara del frío y decides usar hidratante a diario o alguna cremita para que tu piel vaya metamorfoseando de cara al florecimiento primaveral.        

En conclusión, pon tu vida al fresco.     

El invierno es el momento perfecto para darte esos caprichos confortables, éticos y estéticos. Para cuidar de ti y de tu piel como nunca. Arriba Frozen, los corazones de hielo y los osos polares, que también traen consigo mucho cancaneo.

P.d: y como colofón… que no por obvio, se nos olvidaba mencionar algo típico de este tiempo; los regalitos.   El frío también anuncia oleada de regalos para ti y los tuyos.   

¿Has pensado este año regalar momentos de horizontalidad, cara a cara y cuidado cosmético? En Siwon te lo ponemos fácil… envoltorio de regalo incluido 🖤


Siwon
We do cool right!


Related Posts

Historias de terror para no dormir: ¿estamos obsesionados con vernos (y que nos vean) bien?
    Espejito, espejito, espejito… ¿Quién es el más guapo de la república independiente de mi casa?    ...
Read More
Tutorial de cosmética para tíos [modo gamer: ON]
Noob, amateur o experto, todos tenemos un nivel en lo que a cuidado de la piel se refiere. Sea cual sea tu nivel, en ...
Read More
Breaking News: ¿el estrés engancha?
  ¿Qué haces leyendo esto? ¿Es que no tienes nada mejor que hacer? ¿Estás aprovechando hasta el último nanos...
Read More